ARTICULOS

Buscar

Ante todo, primero el corazón


¿Por qué tendríamos que escuchar primero al corazón que a la razón? Porque la razón viene de la mente que está completamente influenciada por creencias y pensamientos que no son nuestros y no nos dejan escuchar a nuestro verdadero ser. ¿Cómo identificar qué es lo que estamos escuchando? Pon atención a lo que estás sintiendo, no a lo que estás pensando. Con qué emoción te conecta, ¿te sientes en paz? o por el contrario, ¿te genera incertidumbre y ansiedad?




Una vez que nos hayamos liberado de nuestros miedos inconscientes y ataduras del pasado, cada vez va ir siendo más fácil escuchar a nuestro corazón. Limpiar nuestra mente es fundamental, por eso es que siempre promuevo la meditación; pero también tenemos que limpiar y energizar nuestro cuerpo físico. ¿Cómo? Con la alimentación y ejercicios que eleven nuestra energía, puede ser yoga, danza o cualquier actividad física en la que te sientas bien contigo mismo.


Cada vez que puedas conéctate con la emoción. ¿Qué estoy sintiendo? y si no tienes clara la respuesta deja que tu cuerpo comience a hablar… se siente relajado o está contraído, aparece algún dolor, tensión o molestia. Todas son señales, no las dejes pasar.


La mente muchas veces nos lleva al miedo, al no poder, nos limita, no nos permite ser nosotros mismos. Y no se trata de no escucharla porque también nos cuida; Se trata de escuchar a una mente sana, pura, conectada con tu fuerza, no con tus limitaciones que ahí mismo fueron creadas.


Atrévete a mirar tus pensamientos y sacarlos a la luz; reconoce patrones e identifica de dónde vienen. Enfréntate a tu propia sombra y comienza a sanar. Hoy puedes elegir qué pensamientos quieres seguir escuchando y cuáles ya no te perteneces. Y si escuchas por ahí una voz que te dice que no puedes hacer algo… Hazlo de todas maneras. Las limitaciones están en nuestra mente, no en nuestro corazón.


Con amor,

Paula


81 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Estemos Conectados

Recibe Artículos, Novedades y más directo en tu correo